womens jumper replica bags sizes chart
replique montre are excellent and inexpensive!
the friction between hair wigs and shoulders will also cause the best wigs to become dry and tangle.

El caviar, aunque abundante y abundante no hace mucho tiempo, se ha vuelto raro, caro y en ocasiones casi inalcanzable. Las tradiciones centenarias de atrapar y almacenar huevos de esturión para hacer caviar pueden ser solo una nota en los libros de historia si no nos ocupamos de un suministro sostenible de esturión ahora. El caviar también es un producto muy frágil y delicado y debe ser servido y tratado con el mayor respeto por su sabor único. El caviar merece una celebración y merece ser servido de forma festiva.

Caviar

El caviar merece una celebración y merece ser servido de forma festiva.

Del almacenamiento a la mesa

El caviar fresco (solo se agrega sal a los huevos de esturión) generalmente viene en frascos de metal, mientras que el caviar pasteurizado a menudo viene en frascos de vidrio con tapas de metal. El caviar se suele servir directamente de la lata en la que se envasó; tanto como garantía de calidad como para identificar el tipo de caviar a servir.

El caviar se debe almacenar a 28-32F (-2 a 0C) y se debe llevar gradualmente a la temperatura de servicio antes de servir. Los refrigeradores domésticos comunes no son lo suficientemente fríos y el caviar nunca se puede congelar. Quizás sea mejor comprar el caviar lo más cerca posible de servir y luego guardar la sartén en un estante inferior en la parte trasera del refrigerador donde se encuentra la unidad de enfriamiento. Coloque el caviar aún sellado en un plato frío (quizás en el refrigerador) durante unos 10-15 minutos para llevarlo gradualmente a una temperatura de servicio de 46F (8 ° C). Coloque el caviar en la sartén sobre un soporte de hielo picado y sirva de inmediato; quitando la tapa de la lata, en la mesa frente a nuestros invitados y colocándola de lado para que el invitado la vea.

Utensilios para servir

Parece haber un debate sobre si usar cucharas de metal para comer o recolectar caviar. Mientras que los metales como la plata, el cobre o el latón pueden oxidarse con el caviar y darle al caviar un sabor metálico, las cucharas de acero inoxidable pulido quizás sean seguras. Algunos pueden argumentar que el caviar se almacena en frascos de metal y, por lo tanto, está bien usar utensilios de metal para servir el producto también, pero el caviar es un producto para ocasiones especiales y celebraciones y también requiere una atención especial al servir, incluyendo los cubiertos utilizados. Los utensilios de madera son menos adecuados debido a su naturaleza frágil y en términos de presentación no contrastan con las perlas de caviar gris oscuro. Los utensilios de concha o hueso que se usaban hace años son muy raros y en su mayoría ilegales ahora. El oro como único metal aceptable es ciertamente excelente pero caro. Las cucharas de vidrio también son adecuadas, pero de alguna manera menos elegantes. La madreperla generalmente se considera elegante, especial y encaja perfectamente con un producto raro y extraordinario como el caviar.

Disfruta el caviar y sirve sugerencias.

No hay reglas estrictas y rápidas a seguir ni estándares a seguir al comer caviar. Como dice el refrán «diferentes personas, diferentes tomas», existen variaciones regionales y hábitos a la hora de comer caviar. Cualquiera que sea la mejor manera para ti, es genial. Si está buscando nuevas y mejores formas de disfrutar el caviar, tal vez las siguientes notas puedan ser útiles o al menos valga la pena intentarlo:

  1. El caviar debe sacarse suavemente del recipiente para servir. Las perlas delicadas deben permanecer intactas y nunca deben romperse ni aplastarse. Por la misma razón, el caviar nunca debe «mezclarse» o bifurcarse, para separar las perlas, las perlas de caviar de buena calidad son lo suficientemente sueltas como para extraerlas fácilmente de la lata.
  2. Cuando coma caviar, los gránulos deben romperse en el paladar para que se desarrolle todo el sabor.
  3. A los puristas del caviar les gusta verter una cucharada de caviar en el dorso de la mano (entre el pulgar y el índice) y comerlo directamente de allí.
  4. Se considera una «lástima» adornar el caviar con demasiados sabores adicionales. La acidez del limón y el sabor picante de la chalota o la cebolla abruman el sabor del caviar y, como tales, se consideran aditivos inadecuados.
  5. A los rusos les gusta servir caviar con blinis (pequeños panqueques de trigo sarraceno). Se extiende un poco de crema agria sobre los panqueques calientes y luego se cubre con caviar. Sirva vodka frío (helado) sin sabor con esta forma de servir.
  6. En la cocina continental, la chalota picada, la yema de huevo, la clara y el perejil, el limón y el pan blanco ligeramente tostado (tostada Melba) se sirven como aderezos con caviar.
  7. Un champán muy frío o un vino espumoso brut o un vino blanco seco con mucho cuerpo se suele servir con caviar.
  8. El caviar también se sirve a veces sobre patatas calientes marmoleadas. Las patatas se cuecen con la cáscara, luego se extrae el interior con el recogedor de melones. Primero se agrega un poco de crema agria a la papa y se cubre con caviar.
  9. El caviar también es una excelente guarnición para sopas frías como la crema de coliflor, la patata o la vichyssoise tradicional.

Cocinar con caviar

En general, el sabor del caviar disminuye rápidamente cuando se calienta y, por lo tanto, no es muy adecuado para cocinar. Si por el contrario se desea hacer una salsa de caviar con pescado o similar, se debe agregar el caviar y mezclar suavemente con la salsa terminada justo antes de servir, para que los huevos no se «cocinen» y se conserve el delicado sabor del caviar. más como. Una vez que se agrega el caviar a una salsa, la salsa ya no necesita ser calentada o hervida, sino que se sirve inmediatamente. Si se utiliza caviar para preparar canapés, no debe esparcirse, sino recogerse encima de los canapés. Esto es para asegurar que las delicadas perlas permanezcan intactas para disfrutarlas al máximo cuando las comas más tarde.

Acerca del autor

Jaume Torres

Dejar un comentario