Hace muchos meses una amiga me habló de la coloración con barros. No sabía lo que era, pero ella estaba fascinada.

Meses más tarde parece que todo el mundo habla de ello y sois tantas las que me habéis preguntado que he decidido hacer un post para contaros un poquito más.

La coloración con barros no es otra cosa que tintes naturales que no dañan el cabello y que, de paso, respetan el medio ambiente.

Son técnicas de coloración naturales como la henna, un pigmento natural que ofrece tonos rojizos, camomilalinaza o hasta granos de café o cáscara de nueces.

¿Qué beneficios tiene la coloración con barros?

Además de respetar el cabello, oxigena el cuero cabelludo, reforzando su barrera protectora, dan un brillo espectacular, purifica el pelo graso y da volumen y textura.

¿Cómo es el protocolo?

  • Primero se realiza un diagnóstico para ver qué tono elegir.
  • Se lava el cabello con un champú desintoxicante
  • Se mezclan los ingredientes naturales hasta lograr el tono elegido y se disuelven en agua muy caliente.
  • Se aplica la mezcla en el pelo y se deja reposar de 20 a 45 minutos según el tono que busquemos.
  • Se retira y se lava el cabello.

En total son de 30 a 60 minutos.

Acerca del autor

Marina Carrasco

Redactora en Troilus.es a tiempo completo. Amante del cine y la vida sana. ¿Te gustan mis contenidos? ¡Compártelos!

Dejar un comentario