La tendinitis se produce al sobrecargar los límites de resistencia de un tendón, ya sea por un exceso de ejercicio, malas posturas o por la repetición sistemática de un movimiento, por ejemplo al trabajar en determinados oficios. Es muy común que esta dolencia se produzca en los tendones del hombro, codo, muñeca y pie, por lo que además del dolor suponen una gran incomodidad para desarrollar la vida diaria. Deberás visitar un médico para que te examine y te administre el tratamiento adecuado, pero también te resultarán útiles estos consejos sobre cómo curar una tendinitis.

Pasos a seguir:
1º Es muy importante la prevención de las tendinitis, especialmente al hacer deporte. Para ello, será necesario realizar ejercicios de calentamiento previos al desarrollo de la actividad deportiva. Deberemos calentar todos los músculos del cuerpo, pero especialmente los del área sobre la que vamos a trabajar.

Es muy importante la prevención de las tendinitis, especialmente al hacer deporte. Para ello, será necesario realizar ejercicios de calentamiento previos al desarrollo de la actividad deportiva. Deberemos calentar todos los músculos del cuerpo, pero especialmente los del área sobre la que vamos a trabajar.

2º En caso de que creas sufrir tendinitis, deberás acudir a una consulta médica para que el especialista te examine y haga el diagnóstico apropiado. De esta forma, también podrá recetarte el tratamiento adecuado que, en el caso de los tendones inflamados, suele basarse en medicamentos antiinflamatorios para reducir la hinchazón y, por lo tanto, el dolor.

3º En algunos casos, para curar la tendinitis será necesario inmovilizar la zona en cuestión, ya sea mediante un vendaje, escayola, etc. El objetivo será evitar movimientos bruscos en esa área inflamada y prevenir que se convierta en un dolor crónico.

4º Asimismo, puede ayudarnos a tratar la tendinitis el realizar un tratamiento de frío-calor sobre el área adolorida. Deberán aplicarse compresas de frío durante unos 20 minutos unas 5 veces al día; para ello, podemos usar hielo envuelto en un paño o toalla para que no toque directamente sobre la piel o bien optar por compresas reutilizables. Por otro lado, aplicaremos también compresas calientes unas 4 veces más durante el mismo tiempo. Para poder hacerlo correctamente y con comodidad te recomendamos que compres compresas de frío/calor como las de la imagen.

5º Los masajes también suelen ser útiles para los casos de tendinitis, pero siempre deberán realizarse por un fisioterapeuta o especialista, ya que de lo contrario podrían resultar contraproducentes.

Este artículo es meramente informativo, no tenemos facultad para recetar ningún tratamiento médico ni realizar ningún tipo de diagnóstico. Te invitamos a acudir a un médico en el caso de presentar cualquier tipo de condición o malestar.

unCOMO

Acerca del autor

Marina Carrasco

Redactora en Troilus.es a tiempo completo. Amante del cine y la vida sana. ¿Te gustan mis contenidos? ¡Compártelos!

Dejar un comentario