problemas de propietarios

En las comunidades de propietarios se presentan con el tiempo diversos problemas. Aplicando la ley de Propiedad Horizontal y los estatutos creados para esa comunidad en particular se obtienen las respuestas para aplicar las soluciones. De ser necesario que los tribunales tengan intervención la ley de propiedad horizontal también se aplica en ese caso.

Las comunidades de vecinos en Madrid están formadas por los propietarios de los pisos de un edificio más los dueños de los locales comerciales del mismo inmueble. Pueden ser administradas por un administrador de fincas o no, no existe una ley que lo exija.

8 problemas típicos que surgen en éstas comunidades

  1. Vecinos que tienen morosidad en las cuotas de participación.
  2. Ruidos molestos y conductas inapropiadas
  3. Pago de obras realizadas en zonas comunes
  4. Si el propietario no tiene un ingreso, ¿está obligado a pagar las cuotas?
  5. Uso con fines de lucro de accesorios de zonas comunes
  6. Pago de obras para crear o mejorar la accesibilidad de personas discapacitadas
  7. Instalación de un ascensor
  8. Instalación de cámaras de vigilancia

Vecinos que tienen morosidad en las cuotas de participación

Cuando un vecino se atrasa con las cuotas obligatorias, al primer mes de atraso se le hace llegar un aviso amigable. Si no funciona, se le envía un requerimiento de pago. De no ser efectivo, se concreta una reunión de la junta para autorizar al presidente de la comunidad de vecinos a ejecutar una acción de cobro. Si aún así no paga, se puede llegar hasta el embargo de la vivienda.

Ruidos molestos y conductas inapropiadas

Los ruidos excesivos representan un problema común de todos los edificios. Como primera medida se debe intentar conversar sobre el problema y tratar de modificar la conducta. En caso, de no existir un cambio, se informará al presidente de la comunidad para que pongan en práctica las medidas pertinentes. Sobre las conductas inapropiadas se refiere a acciones que perjudican a todos los que habitan el edificio, por ejemplo tener una mascota que ensucia los espacios comunes a todos.

Pago de obras realizadas en zonas comunes

Las reformas o mejoras realizadas en zonas comunes del inmueble deben ser pagadas por todos los propietarios sin excepción.

Si el propietario no tiene un ingreso, ¿está obligado a pagar las cuotas?

En la ley de propiedad horizontal no hay especificaciones al respecto, por lo que se debe tratar un arreglo con el resto de los propietarios.

Uso con fines de lucro de accesorios de zonas comunes

Hay zonas del edificio que pueden servir para obtener una renta por ellas, como ser la azotea donde se puede colocar publicidad. Para poder realizar esta acción, las tres quintas partes de los integrantes de la comunidad deben estar de acuerdo. Esta decisión genera ingresos extras que se pueden utilizar para realizar alguna mejora en algún espacio común de la propiedad o repartir la renta entre los propietarios.

Pago de obras para crear o mejorar la accesibilidad de personas discapacitadas o instalación de un ascensor

Las mejoras en accesos que se realicen para favorecer a personas discapacitadas deben ser abonadas por todos los integrantes de la comunidad de vecinos. Lo mismo ocurre con los ascensores.

Instalación de cámaras de vigilancia

La inseguridad actual hace que se conviertan en una necesidad. La decisión se somete a votación y las tres quintas partes deben estar de acuerdo. Las tomas obtenidas con las cámaras no pueden invadir la privacidad.

Los administradores de fincas son una buena alternativa para minimizar los problemas

Los administradores de fincas en Madrid pueden mejorar la organización y el funcionamiento de las comunidades de vecinos desde el momento que se los contrata:

  • Prestan asesoramiento legal
  • Controlan todo lo relacionado con las personas que trabajan en la comunidad
  • Control contable y de tesorería con rendiciones frecuentes
  • Pueden convocar a juntas para la toma de decisiones
  • Controles diarios. Están disponibles las 24 horas

Contratando un administrador de fincas, se mejora el diálogo en las juntas de las comunidades y se ejecuta lo decidido en las mismas con la mayor celeridad. El asesoramiento legal que presta y la atención de todos los temas relacionados con el personal evitan problemas futuros. De ésta manera, el grupo de propietarios del inmueble resulta altamente beneficiado.

Acerca del autor

Marina Carrasco

Redactora en Troilus.es a tiempo completo. Amante del cine y la vida sana. ¿Te gustan mis contenidos? ¡Compártelos!

Dejar un comentario