Las plataformas de Silicon Valley se sienten aliviadas al ver el d√≠a de las elecciones caer en el pasado y sienten que han hecho un trabajo mucho mejor que en 2016 para desviar la intromisi√≥n y la desinformaci√≥n extranjeras, incluso cuando los cr√≠ticos contin√ļan se√Īalando nuevos fracasos y la negativa a La subvenci√≥n del presidente Trump ha planteado nuevos desaf√≠os en su camino.

Conduciendo las noticias: A medida que la polarización en línea se profundiza después de una elección ajustada, los directores ejecutivos de Facebook y Twitter enfrentarán interrogatorios hostiles en el Senado el martes desde ambos lados del pasillo.

El panorama: Las empresas de tecnología han tomado medidas sin precedentes para frenar la difusión de información errónea sobre las elecciones y respirar aliviado al evitar su mayor pesadilla: una repetición de la debacle de la desinformación extranjera de 2016.

Pero una prueba diferente se produjo en los días posteriores al cierre de las urnas, cuando las empresas se enfrentaron a constantes llamadas de juicio sobre las publicaciones de los líderes políticos, sobre todo el propio Trump, reclamando una victoria sin bases y acusando de fraude sin pruebas.

Antes y después del día de las elecciones, las plataformas se encontraron reaccionando, adaptando y en ocasiones improvisando nuevas reglas sobre la marcha, a pesar de los largos preparativos.

Facebook
  • Poco despu√©s del d√≠a de las elecciones, mientras a√ļn se contaban los votos, Facebook anunci√≥ nuevos pasajes, incluida la degradaci√≥n temporal de las publicaciones que contienen informaci√≥n incorrecta relacionada con las elecciones y l√≠mites en la distribuci√≥n de algunas transmisiones en vivo relacionadas con las elecciones.
  • La compa√Ī√≠a ha sido criticada por responder con lentitud a los grupos y eventos de Facebook proliferados que sugirieron que los dem√≥cratas ¬ęrobaron¬Ľ las elecciones mediante el fraude del voto por correo.
  • Junto con Google, Facebook confirm√≥ la semana pasada que extender√° la prohibici√≥n de la publicidad pol√≠tica para cubrir un per√≠odo postelectoral m√°s largo durante el cual una de las partes impugn√≥ los resultados. Esto significa que estas prohibiciones permanecer√°n vigentes a medida que millones de d√≥lares comiencen a ingresar en dos salidas del Senado de Georgia a principios de enero que determinar√°n qu√© partido controla el Senado.
Gorjeo
  • Twitter, que fue la primera plataforma en l√≠nea en prohibir los anuncios pol√≠ticos, fue ampliamente considerada como la que toma las medidas m√°s duras contra la desinformaci√≥n.
  • La empresa dijo en un puesto electoral post mortem que alrededor del 74% de las personas que vieron tweets problem√°ticos los vieron despu√©s de aplicar una etiqueta o mensaje de advertencia.
  • Dijo que estim√≥ una disminuci√≥n del 29% en las acciones de ¬ętweets de citas¬Ľ de estos tweets etiquetados, en parte debido a un mensaje de advertencia que les coloc√≥.
Youtube
  • YouTube propiedad de Google permite ¬ędiscusi√≥n de los resultados de las elecciones y el proceso de escrutinio¬Ľ. Bajo esa pol√≠tica, el gigante de los videos en l√≠nea abandon√≥ los videos de canales de noticias como OANN que difund√≠an historias falsas sobre fraude electoral y votos postales.
  • YouTube dice que sus paneles que enlazan a los resultados de las elecciones de Google, que aparecen en la p√°gina de inicio de YouTube, en videos y b√ļsquedas, se han mostrado ¬ęmiles de millones de veces¬Ľ.
  • ¬ęLos videos electorales m√°s populares provienen de los principales medios de comunicaci√≥n¬Ľ, dijo la portavoz de YouTube Ivy Choi.
  • Seg√ļn Choi, cuando los usuarios buscan contenido relacionado con las elecciones, el 88% de los videos que se muestran en sus 10 resultados principales en los Estados Unidos provienen de ¬ęfuentes autorizadas¬Ľ.
Snapchat

A diferencia de otras plataformas, Snapchat no tuvo que implementar una gran cantidad de nuevas políticas en las semanas previas a las elecciones, porque sus políticas ya cubrían la mayoría de los casos que sus rivales se apresuraron a manejar.

  • Tampoco necesitaba realizar ning√ļn cambio en sus pol√≠ticas de publicidad pol√≠tica, porque la empresa controla todos sus anuncios.
  • M√°s de 30 millones de usuarios de Snapchat han utilizado sus programas de participaci√≥n de votantes, que han ayudado a los usuarios a registrarse para votar o hacer un plan para votar, con m√°s de 1.2 millones de usuarios registr√°ndose para votar a trav√©s de estos programas.
  • Snapchat, por dise√Īo, no tiene el mismo tipo de entorno de noticias virales orientado al p√ļblico que Facebook y Twitter, lo que lo protege de algunos de los problemas de sus pares.
Tic knock

La plataforma para compartir videos cortos trat√≥ de seguir siendo apol√≠tica, pero a√ļn as√≠ termin√≥ luchando por contener la informaci√≥n err√≥nea relacionada con las elecciones.

  • Poco despu√©s del d√≠a de las elecciones, TikTok tom√≥ medidas contra varios hashtags relacionados con las elecciones, como #RiggedElection, pero elimin√≥ otros, inform√≥ TechCrunch. La plataforma tambi√©n elimin√≥ una serie de videos populares que promocionaban acusaciones de fraude electoral sin fundamento despu√©s de un informe de Media Matters.
  • TikTok no ten√≠a estad√≠sticas electorales para compartir, pero el portavoz Jamie Favazza dijo que TikTok proporcionar√° un resumen de sus esfuerzos de integridad electoral ¬ęen el futuro¬Ľ y a√ļn est√° eliminando informaci√≥n, videos y relatos enga√Īosos que incitan a la violencia.
Etiquetado

El principal remedio de las plataformas para las afirmaciones infundadas de fraude electoral ha sido agregar publicaciones con etiquetas que apuntan a información autorizada.

Pero pero pero: Los expertos en desinformación dicen que las políticas de etiquetado no han impedido que las personas compartan información falsa a sabiendas.

  • Las plataformas han aplicado etiquetas a la informaci√≥n falsa, incluso del presidente, pero en muchos casos ya no han aplicado ¬ęfricciones¬Ľ para evitar que se comparta, lo que significa que el contenido etiquetado a√ļn se difunde de forma salvaje, dijo Alex Stamos, ex CISO de Facebook. y director del Observatorio de Internet de Stanford.
  • ¬ęSe supone que esto no debe suceder¬Ľ, dijo Stamos. ¬ęEs la debilidad de las protecciones que tienen las empresas. La etiqueta no hace nada¬Ľ.
  • La falta de una clasificaci√≥n descendente agresiva y las restricciones a la distribuci√≥n continuar√°n siendo un problema importante, dijo.

La l√≠nea de fondo: En circunstancias normales, el debate electoral es un activo de la democracia y el √ļltimo tipo de contenido que bloquear√≠a una plataforma tecnol√≥gica. La combinaci√≥n de una naci√≥n profundamente polarizada y un director ejecutivo propenso a twittear falsedades ha llevado a los sistemas de estas empresas m√°s all√° de todo aquello para lo que fueron dise√Īadas.

  • Diez d√≠as despu√©s de la elecci√≥n, Seg√ļn los expertos del Election Integrity Project, siguen apareciendo nuevas narrativas enga√Īosas o enga√Īosas: gr√°ficos y estad√≠sticas de votaci√≥n enga√Īosas, an√©cdotas sobre votantes muertos, historias falsas sobre los ¬ęfallos¬Ľ de las m√°quinas de votaci√≥n que afectan los resultados electorales.

Que sigue: El director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, y el director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, testificarán ante el Comité Judicial del Senado el martes.

Acerca del autor

Jaume Torres

Dejar un comentario