En las grandes ciudades es bastante habitual encontrarse carteles solicitando personal. De ahí que se haya despertado mi curiosidad por saber qué trabajos u oficios son los más demandados en la calle, qué perfiles se están solicitando, quién puede acceder a estos puestos, por qué los comercios utilizan esta vía para conseguir personal, cómo puede ser que después de varias semanas de estar estos carteles en los escaparates de las tiendas estas empresas sigan sin cubrir estos puestos. Para resolver estas dudas que me asaltaban, me lancé a la calle para valorar la situación real que se respira entre comerciantes y candidatos.

Nuestro consejo escogiendo tareas para el trabajo

Después de haber recorrido algunas calles de Barcelona y Madrid, la media de ofertas callejeras encontradas por día era de entre 5 y 8, siempre y cuando no me fuera a las principales arterias comerciales de la ciudad, en cuyo caso se podían encontrar hasta 10 en una misma calle (es el caso de la calle Fuencarral en Madrid). Del total de ofertas que he ido observando, un 27% pertenece a tiendas de ropa, accesorios y calzado donde solicitan dependientas/es. Un 16% pertenece a hostelería donde solicitan camareros/as y ayudantes de cocina, principalmente. Un 16% son peluquerías y centros de belleza donde solicitan ayudantes, aprendices, peluqueros y esteticien. Un 12% pertenece a tiendas de consumo (supermercados y tiendas de alimentación) donde solicitan desde personal de caja, reposición de mercancía y atención al público. Un 4% pertenece a tiendas de electrónica y comunicaciones donde los puestos solicitados son en su mayoría comerciales y vendedores. Y el resto de ofertas encontradas (22%) eran dependientes para todo tipo de establecimientos (tiendas de decoración, complementos para el hogar, papelería, ópticas, etc.)

A pesar de que en la mayor parte de los carteles no indican que se precise ningún requisito en especial, hablando con algunos responsables me comentan que la experiencia en el sector es importante para todos ellos. Por este motivo, si ya has trabajado de atención al público (en cualquier sector) tienes muchas posibilidades en puestos de camarero/a, dependiente/a o comercial. Sin embargo, para otros puestos relacionados con salones de belleza el único requisito es contar con una formación adecuada. En varias peluquerías que he preguntado no es tanto la experiencia, sino haber recibido la formación relacionada con el puesto, formación que se puede conseguir en de forma presencial o a distancia desde muchas academias de peluquería y estética. Invirtiendo una media de una o dos horas al día, en menos de un año podrías prepararte para optar a este tipo de empleos.

No lo dudes, echa el CV allá donde vayas

Para los comercios es muy cómodo buscar personal a través de este sistema teniendo en cuenta la demanda de empleo que existe actualmente. Aunque es cierto que no es fácil caer en la cuenta de esta demanda si no observas con atención todos los escaparates, ya que muchos carteles están en la parte inferior o “camuflados” entre otras informaciones del establecimiento como los horarios o los descuentos del día. Es cuestión de fijarse, ya que a simple vista es fácil que nos pasen desapercibidos.

Además, para algunas cadenas es una forma de crear una bolsa de candidatos para épocas donde la afluencia de público es elevada, como pueden ser Rebajas o campaña de Navidad. Es muy probable que durante el mes de Octubre y Noviembre se incrementen el número de carteles donde se solicite personal de refuerzo. Por lo que éste sería mi consejo, lánzate a la calle (CV en mano) porque este es el momento ideal para encontrar trabajo.

Acerca del autor

Marina Carrasco

Redactora en Troilus.es a tiempo completo. Amante del cine y la vida sana. ¿Te gustan mis contenidos? ¡Compártelos!

Dejar un comentario