Cerca de Valencia se puede encontrar un lugar espectacular donde la tranquilidad y la naturaleza van de la mano. Playa, montaña y civilización, todo junto, para no tener que escoger.

El mundo de hoy va muy deprisa. Son tantas las obligaciones diarias que es necesario poder descansar y desconectar de vez en cuando.

Poder realizar una Escapada para dos cerca de Valencia puede ser una manera de alejarse del bullicio de la ciudad y el estrés de día a día y, a la vez, poder dar una increíble sorpresa a la pareja.

No hay nada como una bonita escapada romántica para que la pareja se encuentre más unida y poder fortalecer los lazos entre los dos. Disfrutar de una agradable estancia en un hotel rural con un ambiente excepcional donde poder relajarse puede ser un plan estupendo para el fin de semana.

Una casa rural al pié de las montañas

Cercano a la ciudad de Valencia está un pueblo llamado Villalonga que se encuentra al pie de la Sierra de Safor. En este enclave maravilloso se encuentra un bonito hotel rural, una casa de piedra del siglo XIX, en el que se puede disfrutar de la tranquilidad, la relajación y un paisaje natural que ayuda a encontrar la paz.

Un entorno rústico para los amantes de la montaña y la naturaleza pero muy cercana a la playa para aquellos que echan de menos el mar. Aquí se puede disfrutar de agradables paseos a caballo, de excursiones en bicicleta o de maravillosos masajes en un SPA que consiguen que uno se olvide del bullicio de la ciudad.

Un entorno natural cerca de Valencia

Algunos pueden pensar que hay que ir muy lejos para encontrar parajes naturales donde la tranquilidad y los bellos paisajes sean los protagonistas, pero no. Este lugar que hemos descrito se encuentra a tan sólo 76 kilómetros de la bella ciudad de Valencia.

Que un espacio rural se encuentre cerca de una ciudad es una ventaja para aquellos que quieren desconectar durante un rato, pero quieran disfrutar en algún momento de salidas culturales y de hacer turismo.

En Valencia hay muchos lugares de interés que no hay que perderse. Uno de ellos es, sin duda, la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Un complejo donde las naturaleza, el mundo de la ciencia y del arte están unidos. Aprender puede ser muy divertido.

La parte histórica de la ciudad es un paseo increíble. El Ayuntamiento, el Mercado Central, la Iglesia de la Virgen de los Desamparados, el Palacio del Marqués de dos aguas. Y cuando se necesite hacer una parada es momento de probar una bebida muy popular en la zona, Disfruta de una Horchata de Chufas fresquita acompañada de los famosos fartons.

Esta bebida ayuda a mejorar la digestión, aporta vitaminas y energía al cuerpo, y tiene Omega 9 una grasa que mantiene el colesterol a raya. Nadie puede ir a Valencia sin probar esta rica bebida.

De vuelta a la naturaleza

Para los amantes de la naturaleza o para los que desean desintoxicarse de la ciudad, el pueblo de Villalonga es un lugar único.

Se puede disfrutar de lugares de interés como el Castillo de Villalonga cuyo origen se remonta a los musulmanes, de ermitas, capillas e iglesias y de diferentes fuentes. También se pueden hacer rutas y excursiones para conocer el río Serpis, la Sierra de Safor o el Circo de la Safor una especie de hundimiento creado por la erosión que provoca el agua. Desde la parte más alta, en días claros, se pueden divisar las Islas Baleares.

¿No es un buen plan para hacer en pareja?

Acerca del autor

Marina Carrasco

Redactora en Troilus.es a tiempo completo. Amante del cine y la vida sana. ¿Te gustan mis contenidos? ¡Compártelos!

Dejar un comentario