Los egipcios fueron los primeros en maquillarse, tal como demuestran las tumbas de la época. Cleopatra usaba un lápiz de labios rojo, que se hacía con el carmín de los escarabajos. Después, los griegos y los romanos les imitaron, pintando sus caras con polvos de minerales y piedras molidas. En la Edad Media, esta tendencia estética cayó en desuso y era más noble y estaba mejor visto tener la cara pálida. A comienzos del siglo XX y hasta hoy, el maquillaje volvió a ponerse de moda. David Molina, maquillador y director de DM, y Laura Viloria, consultora de belleza de Mary Kay, explican los mejores consejos para lucir un buen maquillaje.

¿Cuál es la función de la base de maquillaje?

Igualar el tono de la piel y cubrir imperfecciones. Las de acabado mate están indicadas para pieles mixtas-grasas y las de acabado luminoso para pieles normales-secas.

¿Cómo se aplica?

Se debe poner una pequeña cantidad de producto en la palma de la mano. Luego utilizar una brocha para aplicar el producto con pequeños toques en el rostro, comenzando desde el centro del mismo y hacia los extremos.

¿Qué base de maquillaje se debe escoger según la piel?

Debe ser el más parecido al de del color del rostro. La mejor manera de encontrar el tono perfecto es con el test de franjas: para ello cabe hacer una franja con la base de maquillaje que quieras probar desde la mejilla hasta la mandíbula. Si desaparece, has encontrado tu tono perfecto. En caso de duda, decántate por el tono más claro, pero se debe tener en cuenta que la clave para un maquillaje sin imperfecciones es difuminar.

¿Qué tipo de base recomienda comprar y por qué?

Una que se adapte por su textura a las necesidades y gustos de cada persona (mousse, fluido, base con silicona…) y, sobre todo, que hidrate la piel, que es lo más importante para que un maquillaje dure.

¿Cómo utilizar el corrector de ojeras?

Se utiliza en las partes del rostro que necesiten una cobertura adicional. Se aplica con los dedos o con una esponjita, mediante pequeños toques, sobre la base de maquillaje. Es preferible que tenga textura líquida, porque facilita su aplicación.

¿Qué corrector hay que elegir?

Para corregir manchas y disimular granitos, hay que utilizar un corrector del mismo tono que la piel. Para las ojeras, aplicarlo sobre la zona oscura y hasta el lagrimal. Si éstas son muy profundas, usar un tono más claro que el propio de la piel. El corrector amarillo se utiliza únicamente para cubrir rojeces en pieles claras.

¿Cómo se aplica el delineador de ojos?

Dibuja una línea a ras de las pestañas (inferiores o superiores) del grosor deseado (grueso o fino), con lápiz (más definido) o sombras (más difuminado).

¿Qué máscaras de pestañas recomienda usar?

Lo ideal es escoger una máscara de pestañas según el resultado final que se quiera obtener: las hay que aportan definición, volumen, resistentes al agua e incluso que alargan las pestañas.

¿Cuál es su mejor aplicación?

Riza primero las pestañas apretando con suavidad 10 segundos. Aplica primero en las puntas y sigue desde la base y en zig-zag hacia arriba.

¿Qué sombras de ojos son las más acertada?

Las sombras minerales que incluyan antioxidantes. Los tonos neutros se aplican por todo el ojo y el lagrimal y sirven de base para aplicar otros colores. Los oscurosse utilizan para destacar y dar profundidad: se aplican en el pliegue del ojo y a lo largo de la línea de las pestañas, siendo ideales también para crear efectos ahumados. Los brillantes son perfectos para iluminar el lagrimal y el hueso de la ceja. Y, los colores más vivos se aplican sobre el párpado móvil y aportan un cambio de look al instante.

Acerca del autor

Marina Carrasco

Redactora en Troilus.es a tiempo completo. Amante del cine y la vida sana. ¿Te gustan mis contenidos? ¡Compártelos!

Dejar un comentario