Una de las profesiones más demandas actualmente en muchos portales de empleo es la de comercial. O como decía mi madre “representante”.

Actualmente, muchas empresas buscan estos perfiles para intentar promocionar sus productos, incrementar sus ventas, mantener o mejor su posicionamiento en mercado, fidelizar y conseguir nuevos clientes, etc. Estas tareas requieren de ciertas aptitudes, que muchas veces pensamos que no tenemos, para asumir un puesto de estas características.

¿Es comercial el trabajo más demandado en el 2018?

Pero, ¿por qué estamos tan convencidos que no serviríamos para trabajar de comerciales? Acaso no somos capaces de hablar con mucho entusiasmo de aquello que nos motiva o nos gusta. Si podemos recomendar a un amigo un producto que hayamos probado hasta el punto de convencerle para que lo compre, en cierto modo, ya estamos vendiendo una marca, un artículo o un servicio.

Trabajar de comercial no es más que eso, saber prescribir un producto para despertar en la otra persona la necesidad de adquirirlo.

Mi consejo es que si no tienes experiencia como comercial, lo ideal es buscar un sector que te sea familiar o que conozcas especialmente, afín a tus anteriores experiencias laborales o a tus gustos y aficiones. Por ejemplo, he visto empresas que han contratado como comerciales de máquinas de refrigeración a instaladores y técnicos de mantenimiento.

¡Aprovecha tu experiencia y sácale partido!

Acerca del autor

Marina Carrasco

Redactora en Troilus.es a tiempo completo. Amante del cine y la vida sana. ¿Te gustan mis contenidos? ¡Compártelos!

1 Comentario

Dejar un comentario